Archive for the Dominio Público Category

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Posted in Dominio Público with tags , , on 20/03/2016 by xgarabito

 

mirada-de-mujer-bastante-triste

 

 

DOMINIO PÚBLICO

 

 

POR XAVIER Garabito Tovar

 

 

Bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-

Bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-

Bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-

Bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-

Bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-

Bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-bla-

(Y en un abrir los ojos nos morimos.)

Sería prolijo apuntar aquí los disparates verbales y las acciones erráticas que hemos sufrido en estos días con el pretexto de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

Por supuesto que es muy importante la influencia cultural de las mujeres en México. Rosario Castellanos se preguntó si la abnegación es realmente una virtud y afirmó que la exigencia de la igualdad arrastra consigo consecuencias indeseables, una exigencia, dice,  “imposible de satisfacer”. La abnegación resulta ser una virtud loca.

La igualdad, no es más que el reconocimiento del modelo de vida y de acción masculinos, como los únicos factibles, como la meta que es necesario alcanzar a toda costa.

La poeta nos invitó a conocer a profundidad el complejo de cualidades, defectos, carencias, atributos, aspiraciones y limitaciones que definen a la mujer.

 

Pero no sé si es mía la demencia o de quienes están arriba, si la esquizofrenia me hizo su presa o, por el contrario, los signos ominosos me hacen la vista más clara y he aprendido a mirar.

La locura social está articulada al autoritarismo social. Como expone Elizabeth Noelle-Neumann en su ineludible estudio sobre el comportamiento socio mediático llamado “La Espiral del Silencio”. Los seres humanos suelen sentir mayor aprehensión ante la posibilidad del aislamiento que ante la del error compartido. Si alguien percibe que la mayoría opina en una dirección que él mismo considera equívoca, éste prefiere –en general- ocultar sus verdaderos pensamientos y afirmar que opina lo mismo que opina la mayoría. Y así lo hace para no ser marginado, ni agredido por el conjunto dominante que suele tener poca tolerancia a la disidencia.

  Sostenidos a veces por férreos acólitos de una religión política o ideológica, los medios pueden someterse a la locura y al autoritarismo y rinden culto cotidiano a las ficciones compartidas. Suplantan a los datos y cumplen a pies juntillas un mandamiento más extendido de lo que supone: “El pueblo No quiere saber”. La posesión de una fe común irracional propaga la fantasía compartida. No es simple sin embargo detectar la locura masiva. ¿Quién garantiza a quien disiente que no es él el loco y los demás los cuerdos?  

Así, la Opinión Pública avanza y se sumerge gradualmente en una perpetua espiral del silencio, en el que las minorías en desacuerdo con las mayorías prefieren callar antes que contradecir las tendencias hegemónicas.

Las organizaciones independientes, los organismos no gubernamentales, los intelectuales y los artistas tienen ante sí no sólo un reto, sino El Reto, el gran desafío de buscar cambios, ¿y qué cambios pueden ser más trascendentes que dar, junto con sus derechos, dignidad legal y jurídica a miles y miles de compatriotas?

 Por supuesto que es largo y sinuoso el camino, ¿pero, qué importa? Los poetas, como dijo Baudelaire. Sólo aman lo nuevo. Y lo nuevo será nuestro. ¿Quién lo niega?

 

 

 

 

.

.

 

.

 

.

..

.

black-white-floral-ornamental-vectors - copia

Anuncios

CAMBIO GENERACIONAL

Posted in Club de Periodistas de Jalisco, Cultura, Dominio Público with tags , , , , on 14/01/2016 by xgarabito

 

 

 

COMENTARIO A TIEMPO

                                       Por Teodoro Rentería Arróyave
PRIMERA PARTE
     GUADALAJARA, JALISCO, miércoles 13 de enero de 2016 Sin desconocer el gran trabajo realizado por los decanos y demás generaciones que se han venido incorporando al reconocido Club de Periodistas de Jalisco, ahora asistimos a un verdadero cambio generacional al asumir la presidencia  de la institución el joven maestro, Moisés Mora Cortés.
     Es de resaltarse que en la historia de 31 años, dos colegas, Xavier Garabito Tovar y Jesús Pérez Loza, presidente saliente y presidente vitalicio honorario, respectivamente, estatus que a partir de ahora también ostentará el primero, lograron fortalecer a su Club en todos los aspectos y proyectarlo a los ámbitos nacionales e internacionales.
    Llega el maestro, Moisés Mora Cortés, un periodista egresado de la academia o mejor dicho, integrante de la misma puesto que es catedrático en la materia. Su programa de trabajo que delineó en la ceremonia de toma de posesión es en verdad ambicioso y tiene dos vertientes fundamentales: la superación de sus integrantes y la defensa colegiada de los mismos.
     El presidente saliente, Xavier Garavito Tovar, al entregar la estafeta sentenció: Parte fundamental del código de ética indica que no deben mezclarse contenidos editoriales con estrategias comerciales. Los contenidos y los mensajes publicitarios tienen sus espacios delimitados. Vemos empresas convertidas en instrumentos de venganza, agresión y censura contra los periodistas. Eso no lo podemos permitir y de ahí nuestra lucha.
     El presidente vitalicio Jesús Pérez Loza, afirmó por su parte, que en el periodismo los retos actuales son de sumisión al sistema político, al servilismo, al poder económico, la dependencia de poderes fácticos y la agresión es dura. Por ello los periodistas, agregó, debemos mantener cotidianamente una actitud de rectitud y de autenticidad, en la trascendente tarea de informar a la sociedad con verdad y oportunidad.
     Después vinieron las intervenciones del presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, licenciado, Teodoro Raúl Rentería Villa y del presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo. De ello les platicaremos en la siguiente entrega.
   Por lo pronto, gran reconocimiento por el cambio generacional que fortalece a nuestras organizaciones periodísticas. CONTINUARÁ.
Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mxteodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.infowww.ciap-felap.orgwww.fapermex.mx, ywww.clubprimeraplana.com.mx

 

AXIONOTICIAS
 Cultura y Novedades
Director: Lic. Jesús Pérez Loza
N0. 6
.
.
.

RENOVACIÓN CLUB DE PERIODISTAS DE JALISCO

Posted in Club de Periodistas de Jalisco, Cultura, Dominio Público with tags , , , , on 11/01/2016 by xgarabito

 

 

 invitaciçon digital 11 ene

INVITACION ELECTRONICA 11 ENERO

.

.

.

.

.

¡GRACIAS!

Posted in Dominio Público on 02/01/2016 by xgarabito

 

Diana-Kovalchuk-1024x640

 

DOMINIO PÚBLICO

El Occidental

 

 

POR XAVIER Garabito Tovar

Decíamos ayer y si no lo decíamos lo pensábamos, ¿Cuáles son las palabras que siguen al homenaje? Posiblemente agradecimiento, júbilo, alegría, asombro y, también incredulidad, duda, melancolía, ironía.

Los reconocimientos son estímulos que respaldan a la persona y que le dan ánimo y cierta seguridad para continuar adelante con todo. Pero los periodistas y los creadores debemos quedar al margen de los homenajes o de los vientos contrarios. Si son homenajes, distinciones, entonces hay que saber afrontarlos, cuidarse de ellos para no perder el piso. Se agradecen, sí. Se cumple con la ley de estímulos y recompensas civiles.

Recibo esta distinción con alegría y también con rubor. Mi  gratitud es tanto más intensa en virtud de que yo mismo puedo medir  hasta qué punto esta distinción excede los méritos personales.

Soy optimista y siempre he estado con cierta independencia de las circunstancias que me han rodeado, positivas o negativas. Con ese impulso nos ponemos a trabajar

Valles, estrellas, montañas, nubes, árboles, pájaros, grillos, hombres: cada uno en su mundo, cada uno un mundo y sin embargo, todos esos mundos se corresponden. Y sólo si renace entre nosotros el sentimiento de hermandad entre nosotros y con la naturaleza, podremos defender a la vida. No es imposible: concordia es una palabra que pertenece por igual a la tradición liberal  y a la socialista, a la científica y a la religiosa.

El periodista  no puede ponerse al servicio de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la sufren. De no ser así, quedaría solo, en un silencio impronunciable.

Julio Scherer le pidió a un ex presidente que le hablara de su amor por México. Le sugirió que hablara del arte, de la geografía, de la historia del país. De sus montañas y sus valles, sus volcanes, sus héroes y sus tardes soleadas. Espacios como donde hoy nos encontramos, El entrevistado no supo qué contestar. Hoy es probable que muchos mexicanos tampoco sepan cómo hacerlo.

Vivimos el mejor ejemplo de democracia según el texto, ya clásico, de Adam Przeworsky: la democracia es la institucionalización de la incertidumbre. Es la contención de todos los intereses –de la derecha y de la izquierda- a la incertidumbre. Es un proceso con resultados poco predecibles: a veces encumbra a los buenos y  a veces a los malos; a veces produce a presidentes que gobiernan con inteligencia y a veces produce presidentes que gobiernan con visceralidad; a veces empodera a la derecha y a veces empodera a la izquierda; a veces produce un Franklin Roosvelt y otras un George W. Bush.

Y en medio de todo esto, en el vértice de la opinión pública: el periodista. A veces escribe con palabras como navajas, a veces, incrédulo, como si tuviese los brazos desmayados.

Es la tarea del periodista, como lo apuntaba Günter Grass, “Vivir con la boca abierta”. El oficio de ser reportero parte del compromiso de vivir anclado en la indignación permanente: criticando, proponiendo, sacudiendo. Convertirse en autor de un lenguaje que intenta decirle la verdad al ogro filantrópico. Porque hay pocas cosas peores –como lo advirtió Martin Luther King- que el apabullante silencio de la gente buena.

Por eso estamos aquí. El corazón en la mano para estrecharla con quien quiera, y sellar con un abrazo estos momentos de agradecimiento. A esta tierra y a esta gente. A su presidente, hombre joven de gran visión, y a sus colaboradores.

(Palabras del autor al recibir las Llaves de la Ciudad en Etzatlán, Jalisco, siendo presidente Bonifacio Romero Velador)

.

.

.

.

..

.

2015, AÑO MALO

Posted in Dominio Público on 26/12/2015 by xgarabito

miss-israel

 

DOMINIO PÚBLICO

 

 

POR XAVIER Garabito Tovar.

Decíamos ayer y si no lo decíamos lo pensábamos que el adiós es inútil y triste. ¡Cuidado! Lo que llamamos el principio es a menudo el fin. Y llegar al fin es casi siempre un comienzo. Otro comienzo. El fin es donde empezamos y siempre, siempre, siempre, cada palabra es un  fin y un principio…Cada poema un epitafio.

Un año más; la historia lo bautiza y lo registra en la sucesión interminable del tiempo: 2013. Es una incógnita y una esperanza. En la vida personal, el misterio. Tal vez su cosecha sea la rutina, o el deslumbramiento, o el reencuentro. Sobre el horizonte, el silencio y el misterio. Los días se escaparán de las manos, como el trigo. Y en el trigo la parábola; vendrán las aves y saciarán su hambre; caerá sobre las rocas y se perderá en el dolor del aniquilamiento; o tal vez, caerá sobre la tierra fértil, recibirá la caricia de la lluvia y se realizará el prodigio de la multiplicación. Frente al misterio, la plegaria; danos hoy nuestro pan de cada día, o la reconciliación fraterna: y perdona nuestras ofensas como perdonamos a los que nos ofenden. En el escenario tan entrañable, tan amado. Patria, casa de los padres, herencia, fruto del trabajo, camino para el peregrinar infatigable, casa para el amor, para el beso, para el perdón, las preguntas inquietantes, las obras y las dudas.

El balance como punto de partida; y en el recuento, la cosecha frágil; fue el año viejo un año malo. La vida se vuelve deterioro cotidiano; la inflación reduce a cenizas el salario. El dinero no alcanza.

Las gráficas se multiplican; tiempo y empleo; la constante es la línea descendente; hoy los mexicanos somos más, mucho más, y los empleos son menos, mucho menos. Y detrás de los signos, las sombras; la búsqueda ansiosa del trabajo para llevar a la mesa el pan; sobre las puertas el letrero de la frustración: no hay vacantes,

En el contraste, raíz y origen, las gráficas de la inflación y de la deuda; aquí, la curva asciende, en espiral, como el remolino que arranca a la tierra la basura; el dinero vale menos, cada día menos; los mexicanos debemos más, mucho más; los de hoy y los de mañana, porque la deuda es carga irresponsable sobre las generaciones  que hoy son niños o tal vez apenas son proyecto

Los hombres del poder prometieron mejorar la situación, pero su palabra está gastada, carece de filo para la esperanza; la promesa está deteriorada, como el salario, como la moneda, como los reiterados propósitos de rectificación.

Se ha deteriorado la fe del gobernado en el gobernante; las promesas rectificadoras se acumularon sobre los basureros de muchas otras, todas iguales, todas optimistas. ¿Seguiremos por el camino de la frivolidad y las palabras huecas?

El año que empieza rompe la magia del consuelo: “todo tiempo pasado fue mejor”; perdido en el tiempo, sin localización exacta, los mexicanos se repiten angustiados: “todo tiempo pasado fue peor”; y frente al horizonte, la desesperanza y la frustración. Porque el tiempo que viene puede ser anunciador de buenas nuevas. En el centro de estas nubes se inicia 2016, y en la noche cerrada la plegaria de la aurora: que la fe y la esperanza y el amor, y el amor, realicen sobre la herida de los augurios, el prodigio de la cosecha.

(Por todo esto creo en ti: pálida redentora de causas vacías)

.

.

.

.

.

.

NOCHEBUENA

Posted in Dominio Público with tags , , , , , , on 19/12/2015 by xgarabito

 

 

0nT2z

DOMINIO PÚBLICO

 

POR XAVIER Garabito Tovar

 

Decíamos ayer y si no lo decíamos lo pensábamos, que es tiempo propicio para la carta al Niño Dios, siempre densa de candor y de anhelo, de ambiciones, deseos e ingenuas certidumbres. Pedimos lo más, aunque se nos dé lo menos, y en el examen, el repertorio de las carencias y las fronteras de lo posible.

Frente al horizonte, el mismo destinatario: el Niño de Belén, y el mismo remitente: este México de la herida, la frustración, el dolor, la tristeza y la sombra. Para cada párrafo, el mismo plural que a todos nos une en el mismo sueño que anuncie los merecidos días mejores: “Te pedimos…”

Que se despejen las tinieblas en luz; que se realice en nosotros, los mexicanos, la milenaria profecía: cuando la noche es más cerrada, más cerca está la aurora. Ya la merecemos.

Los niños que como tú, conocieron el misterio del nacer y el arrullo protector de la cuna, han llegado a la plena madurez.

No somos ambiciosos. No pedimos paraísos. Somos fieles a tu enseñanza sobre la vida, que es lucha sin treguas, áspero peregrinar, tránsito pasajero. Nos conformamos con la florecilla de un discípulo tuyo, el Pobre de Asís, que pedía, sin excesos de ambición, los bienes mínimos de la casa, el vestido y el sustento. Tal vez añadiríamos, si no es mucho pedir, tu paz y tu justicia, un empleo bien remunerado y seguro, un horizonte desafiante, y una esperanza fortalecida en la alegría. Porque debes saber que a los mexicanos los gobernantes nos han expropiado el horizonte, la esperanza y la alegría.

Te pedimos también, que esta Navidad realices en nosotros, los mexicanos, la promesa contenida en el villancico que tus ángeles cantaron para arrullarte en la cuna, el pesebre, y que durante más de dos mil años ha sido llama para mantener vivo, encendido, ardiente, el fuego que aún humea: “Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”.

¿Sabes?, las penas no vienen solas, se multiplican, se encadenan; después de años de tiempo perdido, de días sin obras, los habitantes de esta tierra que se llama México, los mexicanos, nos hemos apartado de los rectos caminos que conducen a la paz y a la buena voluntad.

Estamos hoy dolidos, agraviados, desesperanzados. Las cloacas se destapan y el fango nos salpica. O lo que es peor, nos satura y nos asfixia. El escándalo de la violencia, la corrupción y la impunidad, es cotidianeidad. El asco, el horror, el asombro y el miedo saturan los días, los meses, y acumulan otro año puntualmente este diciembre.

Perdona la terquedad y la pasión. En estos días, en que conjugar la frescura y el candor de los pastores, los ángeles, el pesebre, el nacimiento, la magia de los Reyes, el alumbramiento sin dolor, con el misterio abrumador de la Encarnación, te pedimos el milagro: si puedes, humanízales. Y ponlos en certidumbre teologal de que todo lo demás, el reino, la paz, la justicia, la buena voluntad, se nos darán por añadidura.

Cierro el año deseando a los lectores tranquilidad en sus familias. La próxima semana será Nochebuena. Que así sea.

.

.

.

.

.

 

¡DIOS HA MUERTO!

Posted in Dominio Público with tags , , , , on 24/10/2015 by xgarabito

 

DOMINIO PÚBLICO

 

POR XAVIER Garabito Tovar

Decíamos ayer y si no lo decíamos lo pensábamos, que la insolencia de los problemas nos lleva con frecuencia a un error de óptica. Porque parece mentira la verdad nunca se sabe. Si hay algo que hoy caracteriza a la política es que está plagada de paradojas. De un lado, seguimos esperando de ella que apacigüe nuestra ansiedad por controlar los peligros y riesgos que nos afligen mientras que, de otro, observamos lo que aparenta ser impotencia para imponerse sobre los furiosos adversarios políticos. Se observa un doloroso proceso de descomposición. De ahí a la ingobernabilidad.

Somos testigos de un agotamiento del Estado para gobernar. Cada vez los poderes públicos, todos y en todas partes, exhiben su impotencia frente a las fuerzas en verdad soberanas. La política parece no tener ni mapa ni brújula. Sus adversarios, por el contrario, tienen muy claro que en la bruma de la inseguridad, el miedo, el hartazgo, la demagogia embelesa.

Cito de nuevo a Víctor Hugo. En su obra “Los Miserables”, hace una referencia a la siguiente anécdota: Alfonso Karr recibió una carta del director de un hospital donde estaba recluido su amigo Gerard de Nerval. La misiva decía así: “El señor De Nerval está mejor, y es muy probable que esté en camino de curarse; sin embargo, su situación exige muchos cuidados. “Desde hace días tiene un deseo que lo obsesiona: quiere ir a cenar a la casa de usted. Yo lo haría acompañar. Cuide usted que en la comida no haya nada excitante. Sería muy difícil que consintiera en poner agua a su vino, y en todo caso no lo haría sin pensar; tendría usted que preparar, como hacemos aquí, vino mezclado con agua a partes iguales, en botellas separadas y selladas: él no se da cuenta”.

La cena estuvo muy bien pero, unos días más tarde, Víctor Hugo llegó a la casa de Francisco Karr muy de mañana; había recibido del director del hospital una carta igual. Gerard quería imperiosamente ir a cenar a casa de Víctor Hugo: seguían las mismas recomendaciones: “en cuanto al vino, decía el médico, pida consejo al señor Karr, que ha sabido arreglárselas muy bien”.

Gerard llegó el día acordado y su charla fue muy sensata. Sentado a la mesa entre Karr y Hugo, disfrutaron de excelente cena y un prodigioso vino suave. Dieron en hablar de las cosas de la época, del desorden moral de los espíritus. Buscaron las causas y los remedios.

Las causas -dijo Gerard- las conozco, sólo yo las conozco; remedio no lo hay. En cuanto a las causas, aunque no me está permitido comunicarlas a nadie, voy a revelárselas a ustedes, con la condición de que no repitan nada fuera de aquí.

Y añadió, con un aire triste y solemnemente serio, y con el tono de una profunda convicción: -¡Dios ha muerto! Llegó el momento de regresar al hospital. Se despidieron. Gerard les estrechó las manos y dijo: “Se equivocan si creen que he tomado por vino lo que me han hecho beber esta noche”.

Lo malo de escribir es inventar historias. Porque la historia verdadera nadie la creería.

Y a otra cosa mariposa: Mensaje de Oscar Wilde para todos los políticos: resulta desde cualquier punto monstruosa la forma en que la gente va por ahí hoy en día criticándoles a sus espaldas por cosas que son absoluta y completamente ciertas.

.

.

.

.

.

.

.

.